martes, 25 de octubre de 2011

Fumar Mata. No me dejes.

Una calada más por tus recuerdos, o por como han llegado hasta aquí.Por uno de tus besos o por cada vez que te giras sin más para ver si estoy.Una calada por todas las veces que has dicho mi nombre en tu mente y cada una de las repeticiones vespertinas que decían que nunca aprenderíamos a sonreír.Que el humo no se lleve mis palabras.Una que me haga olvidar que la otra noche hice de todo hasta casi olvidarte.Una de esas largas para que me tengas en cuenta y siempre. Una por tus principios y otra por mi final. Una por tus orígenes y como siempre han querido escucharte. Alguna entre mi luna y tu sol y por cualquiera que lleve mi sangre.Una por la jodida noche y su ocasión, su momento y su lugar. Otra para que vuelva a ocurrir.Alguna que otra por todas esas veces que me he perdido en tu piel. Otra por tu olor gravado en mi mente.Si quieres otra por aquellas veces que te hice perder la razón y enloqueciste. O por todo lo que callé. Las que quieras mientras no haya amanecido, que sepas que no me gusta fumar, que prefiero otros vicios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario