miércoles, 16 de noviembre de 2011

Siempre estaré ahí.

Búscame cuando estés triste, cuando necesites que te abracen, cuando necesites apoyo. Búscame cuando necesites un beso, cuando necesites palabras de ánimo y cuando necesites caricias. Búscame cuando necesites una mirada cómplice, cuando necesites sonreír o incluso cuando no puedas parar de llorar. Búscame siempre y cuando lo necesites. Yo siempre voy a estar ahí, a tu lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario