sábado, 17 de diciembre de 2011

Yo con frío y tu...

Me pediste que me guardara todos los "te quiero" que tenia reservados para ti. Que redujera el efecto de mis huellas dactilares en tu piel, que mis besos dejaran de producir tanto calor en tu entrepierna. “Tienes que dejar de dármelo todo”, decías una y otra vez. Lo siento solo te di lo que quise algún día recibir. “Tu forma de amar es la incorrecta, siempre saldrás dañada”, aun me rio cuando recuerdo tu voz y el reproche. No soy como tú... y me alegro. Yo soy fría pero tú eres hielo. Porque aprendí, que el amor que no se expresa no sirve de nada. Y creo que por eso, aun te dejo marcar en tu cama, la curva de mi espalda. Me prometí no volver a escribir sobre ti. ¡Mierda! Me juré no volver a quedarme desnuda ante ti. Pero aquí nos ves, otro viernes a oscuras, o no tan oscuras. Yo con frío y tú con mi sujetador enredado en una mano.



No hay comentarios:

Publicar un comentario