sábado, 21 de enero de 2012

Puede ser.

Esta mañana estoy contenta. Por primera vez en mucho tiempo no he pasado la noche soñando contigo, imaginando que estabas a mi lado y me susurrabas lo bonita que estaba dormida, o pensando en qué habría pasado si no la hubieras elegido a ella. No he soñado que teníamos una vida juntos y que tú eras todo lo que necesitaba para vivir, nada mas allá de ti. No me he despertado de golpe al recordar que no era más que eso, un sueño, ni he llorado cinco minutos en silencio entre las sábanas sintiendo todo el peso de la realidad sobre mí. En vez de todo eso he soñado cosas irrelevantes, algunas de las cuales no recuerdo, pero sé que en ellas no estabas tú. Puede que después de todo este tiempo esté comenzando a olvidarte.



No hay comentarios:

Publicar un comentario