miércoles, 8 de febrero de 2012

Dame el tiempo que no te haga falta, y prometo convertirlo en caricias en tu espalda.

Esta mañana se ha colado un rayito de sol, esta mañana si que hacía calor.Por fin he podido dormir a tu lado, fue la noche que más esperaba. Teníamos todo la noche por delante, dos cuerpos adictos al exceso. Nunca pensé que sería tan bonita. Te tenía arremetido entre mis brazos, cuerpo con cuerpo, y mucho tiempo por delante, y al final acabamos como no nos esperábamos, sudados, dándonos amor, apasionados como nunca antes lo habíamos hecho. Fue una noche fantástica, nos mantuvimos caliente en aquella noche de Invierno, parecía que estuviésemos en plano verano, pero no, todo fue gracias a tí, y por toda tu pasión para darme todo lo que podías y más, mientras yo disfrutaba del momento y te tenía junto a tí, ambos ilusionados, comiéndonos los labios, rozándonos la piel y tremendamente excitados. Surgió el amor, el amor verdadero.Aquella noche pasé calor.Y con el tiempo que nos sobró, lo convertí en caricias en tu espalda.Esta mañana amanecí en tu cama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario