domingo, 12 de febrero de 2012

Si hacer el amor alarga la vida, ¡Ven aquí y hazme inmortal!

Ven. Túmbate a mi lado. Mira el cielo, está precioso; mientras tanto yo te voy a mirar a ti ¿vale? Eres mucho más bonito. Me encanta hacerlo. Me encantas tú. Ojalá te quedaras aquí siempre, ojalá durmieras conmigo cada noche. Es tan agradable... Me encanta tu presencia, tu calor. Ahora eres tú el que me mira.. ¡Para! me pones nerviosa. ¿Te quedas esta noche? prometo despertarte a besos y comerte con la mirada a cada hora. Me apetece besarte. Mucho. Muchísimo. Me gustas tanto.. No sé porqué si eres un imbécil. Pero me pasaría horas besándote y no me cansaría de hacerlo. A media madrugada te taparé con una manta y te observaré de dormido, es que eres aún más bonito.Me vuelves loca, mis ojos me delatan. Me superas. Eres un jodido borde. ¿Hoy te cojo de buenas? Báh, es igual, en menos de quince minutos habrás cambiado de humor. Enfadado me gustas más. Cuando pierdes los modales. Úfff, así tumbado, paralizado estás tan guapo... Incluso tu perfil es bueno. Qué asco. Estoy perdida. Ni se te ocurra sonreir porque entonces saltaré encima de ti y no tendrás cómo escapar. Te voy a hacer el amor toda la noche, sí, sin duda. No vas a salir por esa puerta hasta que me haya cansado de mirarte, y eso no va a pasar. Ha llegado la hora de que lo sepas. Estás tan lindo así, despeinado y sin arreglar. Te muerdes el labio. Me acabas de matar. Te has quedado dormido. Descansa, porque van a ser las tres. Y voy a ir corriendo a la cama a despertarte susurrándote al oído lo mucho que te deseo. Arriba amor, ha llegado la hora de matarte a besos. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario