jueves, 9 de febrero de 2012

Si nada es para siempre, déjame ser ese nada.

Y me colaré en tu casa, entraré en tu habitación de puntillas, y mientras duermes te besaré, después me colaré en tus sueños, rápida, precisa, sin que me tiemble el pulso, apareceré allí en el rincón de tu mente que proyecta tus deseos, como Freddy Krueger, no quiero matarte pero si enloquecerte,vivir en tu mente, haciendo que me quieras cada día un poco más, haré que despiertes tan loco por mí que no podrás evitar llamarme a las cuatro de la mañana para oír mi voz, para decirme que me quieres. Me marcharé silenciosa como el ladrón que huye de la escena del crimen. El plan perfecto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario