lunes, 12 de marzo de 2012

No me importa caer una y otra vez.

No se que me pasa que cada vez que me hablas caigo en tus brazos, y sabes no me importa caer una y otra vez entre tus brazos, simplemente por el hecho de que me gusta. Porque estando a tu lado siempre me voy a sentir protegida, porque aunque no estemos juntos ambos nos morimos el uno por el otro, y no, no nos importa arriesgar. Pase lo que pase siempre estaremos unidos en esto, nos puede nuestro cuerpo. ¿Porqué negarlo? Si es tan fuerte la atracción que nos invade, que no podemos evitar resistir a quedar, para fundirnos en uno, para sentirnos la piel. Sabes, por mucho que hayamos pasado, ya sean buenos como malos momentos, peleas o momentos bonitos, hay algo que siempre no vuelve a unir, algo que ni tu ni yo sabemos expresar, nada más podemos sentir, es como algo que nos invade por dentro que hace que nos volvamos a ver una y otra vez en ese sitio, en nuestro parque. Y creo que aunque lo negamos ambos estamos enamorados, no lo queremos confesar, por miedo. ¿Pero porque no enfrentarse al miedo? ¿Porque no lo hacerle frente, si sabemos que tenemos la partida ganada? La cuestión es quien dará el paso, pero te aseguro que esta vez, por mi parte no habrá rechazo. Me quieres losé, no lo escondas más. Porque eres la piedra con la que me gusta caer una y otra vez, y no, no me importa, porque eres todo lo que quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario