jueves, 26 de abril de 2012

Créeme que las chicas son como las manzanas de un árbol. Las mejores manzanas están en lo más alto del árbol. Los muchachos no desean coger las mejores porque temen caerse y hacerse daño. En vez de esto, ellos simplemente cogen las manzanas caídas del suelo que no son tan buenas, pero son más fáciles.De esta forma, las manzanas de la copa piensan que algo no funciona con ellas, cuando en realidad son asombrosas. Ellas sólo tienen que esperar a que llegue el muchacho adecuado, el que sea lo suficientemente valiente para subir todo el camino hasta la cima.



miércoles, 25 de abril de 2012

¿Flechazos?

                                                             - ¿Crees en los flechazos?
                                                                 + Pues sí, la verdad.
                                                                      -Já, Ingenua.


domingo, 22 de abril de 2012

No es malo tener miedo, lo malo es ver que el miedo domine tu vida, porque entonces no tendrás vida.

El miedo es como la familia, que todo el mundo tiene una. Pero aunque se le parezca lo miedos son tan personales y tan diferentes como puedan serlo todas las familias del mundo. Hay miedos tan simples como desnudarse ante un extraño, miedos con los que uno aprende a ir conviviendo. Hay miedos hechos de inseguridades, miedo a quedarnos atrás, miedo a no ser lo que soñamos, a no dar la talla, miedo a que nadie entienda lo que queremos ser. Hay miedos que nos va dejando la conciencia, el miedo a ser culpable de lo que  les pasa a los demás y también el miedo a lo que no queremos sentir, a lo que no queremos mirar, a lo desconocido, como el miedo a la muerte, el miedo a que alguien a quien queremos desaparezca. Y hoy he escuchado a un tal Punset en la tele, un señor encantador, que decía que la felicidad es la ausencia del miedo. Y entonces me he dado cuenta de que últimamente yo ya no tengo miedo. Librarse del miedo es como quitarse la ropa delante de alguien, a veces cuesta pero cuando empieza lo único que tienes que hacer es seguir, sin dudar. Y de repente te das cuenta de que el miedo ya no te pertenece, ha desaparecido. Como esa ropa que un día dejas de usar.


viernes, 13 de abril de 2012

Recuerda:







Es mejor alejarse y dejar un bonito recuerdo que insistir y convertirse en una verdadera molestia. No se pierde por por el echo de abandonar, no se mantiene lo que no es tuyo y no puedes aferrarte a alguien que no se quiere quedar. Si eres valiente para decir adiós, la vida te compensará. Si lo que quieres no te corresponde déjalo ir, y si no vuelve es que nunca fue tuyo. Recuerda: que lo que unos desprecian, otros se mueren por tenerlo.

Hola, soy un tío.

Voy a conocerte, tontearé contigo, luego te ilusionaré mandándote mensajes diciéndote que tú, tu sonrisa, tu forma de ser, tus besos que son únicos e inmejorables, y también lo importante que eres para mí. Te enamorarás de mí, te haré feliz unos cuantos de días, y algún día, cuando me canse ya de ti y vaya a por otra que este mas buena que tú, te diré la típica escusa de que ya no es lo mismo.Porque en realidad no siento lo mismo, aunque nunca haya sentido nada por ti. Pero claramente seras a la primera a la que acuda para satisfacer mi apetito sexual; porque sí, porque eres a la primera tonta que tengo a mi lado... Y¿Sabes qué es lo mejor de todo esto? Que tú no podrás hacer nada para impedírmelo, porque ese día, estarás locamente enamorada de mí.


P.D: De parte de las tías, todos sois iguales.

La vida que teníamos juntos, esa misma.

-Quiero volver a la rutina. 
+¿A la del colegio?
 -No. 
+¿A cual?
 -A la que le podía besar todos los días, a la rutina que era nuestra vida.



jueves, 12 de abril de 2012

No quiero que pienses que me tendrás aquí siempre que a ti te apetezca.

Odio muchas cosas de mi alrededor. Odio la gente falsa, las miradas de superioridad, los "te quiero" por compromiso y los " lo siento" por educación. Odio tener que esperarte, para que vengas cuando te apetezca. Odio sentirme tan sola cuando mi mejor amiga no estás o cuando te llevas contigo a mis dos mejores amigas. Odio los días de lluvia, aunque me encanta correr debajo de ella, pero lo que más odio es su maldita luz gris.Odio los lunes, después de un fin de semana que ha pasado volando, y tener que escuchar sonar el despertador. Odio que los viernes llueva, porque es el mejor día para disfrutar con las amigas. Odio verte conectado y que no me hables, pero lo si que odio es que me ignores después de haber pasado medio día comiéndonos a besos.Odio el machismo, el egocentrismo y el egoísmo. Odio que ciertas personas me restrieguen lo bien que les va con su novio, cuando ahora nosotros tan solo somos dos extraños.Odio que te dediques a coquetear con las otras sabiendo que me tienes detrás tuya y sobre todo a tu antojo. Odio que compenses tardes y noches llorando en la cama, con tardes de pasión en tu casa. Odio ser, en definitiva tu segundo plato. Y sí, también odio que casi todos mis oídos vayan en relación contigo.Porque me acostumbré demasiado rápido a tenerte, y porque te quiero como no debería hacerlo, es decir, más que a mi misma y a mi propia vida . Y la verdad es que eso no puede ser. Odio que cuando voy a empezar a dejar de quererte, o incluso a punto de olvidarte, aparezcas tú con tu sonrisa de pícaro y con tu "que sosa estás". La verdad es que  aveces odio quererte, pero me encanta besar y estar contigo en tu cama llenándonos a caricias.




¡Si tu me dices ven, yo lo dejo todo!¡Pero, dime ven!

viernes, 6 de abril de 2012

Estás Avisado.

Te aviso. Soy bastante peligrosa en cuanto a los sentimientos. Un día puedo hacerte feliz y al siguiente mandarte a la mierda. Así de fácil. Caí en muchas trampas hace tiempo. Pero he aprendido sus reglas y ahora soy yo la dueña, la que domina y tú el dominado.Y me siento genial siéndolo. Así de fácil y de difícil a la vez. Por eso, te aviso, puedo hacer cosas que nunca creerías que alguien fuese capaz de hacerlas. Pero yo ya no me dejo vencer tan fácilmente por aquellas trampas que me lanzaron al vacío alguna vez. Sabes de sobra que consigo todo lo que me proponga. Así que, no me digas que no te avisé en algún momento y ahora, quiéreme si tienes tantos huevos.