sábado, 19 de mayo de 2012

Y hubo alguien que se encargo de darme todo cada tarde.

-¿Cómo era ella antes de todo esto?
(Se quedó callado durante un largo momento, tenía mil imágenes de ella en su cabeza. Se rasco la cabeza, algo que delató que estaba nervioso.)
-Era Feliz.
-¿Feliz? ¿Qué quiere decir eso?
-Quiere decir que siempre iba con una sonrisa de oreja a oreja, pero de esas de verdad, de las que transmiten alegría. Estaba muy segura de que era quien quería ser. Conseguía todo lo que se proponía. Era preciosa. Tenia una melena castaña oscura deslumbrante. Unos ojos marrones que transmitían energía, alegría, amor. Pero desde luego, lo que mas destacaba de ella era su sonrisa, y por supuesto su risa. Tenia la risa más perfecta que has podido oír jamás Ella siempre estaba riendo. Tenía muy claro lo que buscaba, y era ser ella.
-Parece que era una persona completa. Pero, no lo entiendo, ¿ qué pasó después?
(La imagen que había conseguido construir se desvaneció. Vio como era ahora y su rostro cambio totalmente.)
-¿Ahora? Ahora ya no sé ni quién es. Como ya te he dicho, antes era feliz y ahora hay que estar a regañadientes para arrancarle una sonrisa. Pero las pocas veces que sonríe, puedes ver que no es una sonrisa sincera, es obligada. Nunca ha vuelto a ser lo que era, así, tan segura de sí misma, ahora duda en cada paso que da.
-¿Todo eso porqué? ¿Por él?
-Sí, ella siempre había creído en el amor, pero en él creyó demasiado, y eso fue lo que acabo con ella. Algo que nunca podrá perdonarse a ella misma.


No hay comentarios:

Publicar un comentario