martes, 11 de septiembre de 2012

Gracias.

No diré que no quiero saber más de ti, sabes que necesito saber con quien vas y a donde, pero sí te digo que no tengo en mente seguir detrás de ti toda una vida, no fuiste lo que creí que serías. Quizás pensé que podías aprender a querer sin excepciones, pero veo una vez más que todos nos equivocamos. Hoy, quiero desearte lo mejor, quiero que sepas que no me arrepiento de nada, que sepas que te quise como quizás no vuelva a querer en un buen tiempo, pero que como buena historia, tuvo que llegar a su final. Quiero que entiendas que aún te necesito, pero que voy a pasar página, intentaré dejar atrás el pasado, que prometo perdonar y olvidar, por respeto a quien hoy busca verme feliz y de hecho me hace feliz. Siempre te voy a recordar por ayudarme, tal vez sin querer, a vencer mis miedos. Gracias, además, por enseñarme a confiar más en mi misma. La gente miente, todos buscan lo más fácil, incluso tú. Sabes como son las cosas, me conoces, y aunque quizás debería, mentiría al decir que te olvidé. Gracias, y aunque hubieron mil decepciones de por medio, yo sí logré quererte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario