lunes, 26 de noviembre de 2012

¿Quieres llorar? Hazlo.

¿Quieres llorar?
Vamos, hazlo.
Es bueno, ¿Sabías?
Desahógate, dí todo lo que no dijiste.
Lo que querías y no tuviste.
Lo que querías hacer y no hiciste.
Hazlo, pero sólo por hoy.
Ya mañana es otro día.
Debes levantar la cabeza y sonreír.


domingo, 4 de noviembre de 2012

Sonríe, hay gente que te quiere.

Cierra los ojos y durante un instante piensa en lo bueno que tienes, en esas personas que hacen que tu vida tenga sentido. Piensa en lo que has vivido y en lo que te queda por vivir. Sonríe por ser quién eres y olvida todo lo que un día te hizo llorar, porque no merece la pena sufrir, nadie tiene derecho a borrarte la sonrisa. Disfruta de aquellos que te quieren y que te apoyan, que te abrazan cuando más lo necesitas y que siempre están ahí, tanto en los malos como en los buenos momentos. Aunque estén a kilómetros de ti, no importa la distancia. Importan las palabras, los hechos, los momentos vividos con cada uno de ellos. Importa cada segundo de felicidad que te han aportado, todos lo consejos y todas las lecciones aprendidas. Porqué tú eres importante, único y debes aprovechar cada minuto de tu vida. Y si es junto a esas personas que te quieren, sólo te queda darles las gracias y sonreír. Por ellos, por ti, por todos.


sábado, 3 de noviembre de 2012

Mírate al espejo.

+¿Que ves?
- Que estoy gorda, que soy fea, veo una chica cualquiera, sin ojos bonitos, no tengo el pelo largo, si te digo la verdad es mirar al espejo y encontrarme de golpe miles de imperfecciones y defectos.
+ Ahora mírame a los ojos, ¿no ves lo que dicen?. ¿¡Enserio no lo ves!? Mi ojos te dicen que eres perfecta, que el espejo te engaña. No me parece que estás gorda, sino que tienes un cuerpo impresionante. No eres fea, eres preciosa. Y dime,¿Qué pasa por no tener el pelo largo? Así como lo tienes te queda genial. Y no, no tendrás los ojos de un color poco común... pero ese marrón café y esa mirada me parecen a mí los más bonitos del mundo. En tus ojos veo tu interior, y debo decirte que puede que no te guste tu físico, pero que tienes un corazón y una forma de ser que debes valorarla siempre, porque ya quisieran muchos ser como tú eres.




jueves, 1 de noviembre de 2012

La mayoría de las veces nos callamos lo más importante.

-Lo siento.
-¿Qué lo sientes? Como si fuera suficiente. Como si eso fuera a evitar que me sienta una mierda. Como si no fuera a seguir amándote por encima de todo. Ahora te largas, con un 'lo siento', sin despedirte y yo tengo que asumir que todo ha sido mentira, que tan sólo ha sido un juego, que nunca has sentido como yo he sentido. Ahora tengo que asumir que todas las veces que imaginé un futuro a tu lado, estaba imaginando una utopía, algo que nunca sería real. Tengo que asumir que nunca más volveré a verte sonreír gracias a mi, que nunca volveré a sonreír gracia ti. Tendré que evitar enamorarme de ti cada vez que te vea. Como si eso fuera posible. Tendré que fingir que no me muero por besarte, por abrazarte, por poseerte. Y que ya no te tendré en mis malos momentos, ni podré sentir que estoy en los tuyo, y tampoco compartir la alegría en los buenos momento. ¿ Porqué me has enamorado? ¿Algo ha sido real? ¿Me has querido alguna vez? ¿Has sentido por mi una cuarta parte de lo que yo sentí y sigo sintiendo por ti? Supongo que se acabó eso de sonreír por ti antes de dormir y nada más despertarme. Ante todo, nunca dejaré de amarte, nunca te olvidaré, porque yo dije siempre y será para siempre. No importa, lo superaré.