domingo, 4 de noviembre de 2012

Sonríe, hay gente que te quiere.

Cierra los ojos y durante un instante piensa en lo bueno que tienes, en esas personas que hacen que tu vida tenga sentido. Piensa en lo que has vivido y en lo que te queda por vivir. Sonríe por ser quién eres y olvida todo lo que un día te hizo llorar, porque no merece la pena sufrir, nadie tiene derecho a borrarte la sonrisa. Disfruta de aquellos que te quieren y que te apoyan, que te abrazan cuando más lo necesitas y que siempre están ahí, tanto en los malos como en los buenos momentos. Aunque estén a kilómetros de ti, no importa la distancia. Importan las palabras, los hechos, los momentos vividos con cada uno de ellos. Importa cada segundo de felicidad que te han aportado, todos lo consejos y todas las lecciones aprendidas. Porqué tú eres importante, único y debes aprovechar cada minuto de tu vida. Y si es junto a esas personas que te quieren, sólo te queda darles las gracias y sonreír. Por ellos, por ti, por todos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario