domingo, 22 de diciembre de 2013

Compartir, dar y recibir.



La vida te moldea, te va puliendo hasta darte forma, y aunque te empeñes en seguir un molde que habías visualizado y escogido, basándote en preferencias, ideales y sueños, lo más probable es que el contorno acabe variando, y la forma resultante de la experiencia difiera bastante de la que siempre habías imaginado.
Vives, te equivocas, das, recibes, cedes, resistes, te hieren, hieren, experimentas, intentas salir adelante, y, por el camino, las muecas van marcando tu perfil y variando tu esencia. Durante el viaje, la familia y los amigos te recogen a pedazos, te acompañan, te escuchan, te consuelan o te animan para poder seguir adelante, mejorar tu camino y acercarte a la vida que querías. Gracias a ellos te descubres, identificas tus fortalezas y debilidades, sufres y disfrutas de quién eres y  de cómo eres, y te aportan esa valentía necesaria para luchar y tirar para adelante. Con los años compartes experiencias, alegrías y penas, y valoras esa compañía que te permite ser valiente, quererte, querer y cultivar la reciprocidad, la generosidad, la honestidad y la empatía.


domingo, 17 de noviembre de 2013

-Domingo-

Recuerdas las noches conmigo
de peleas, murmullos y quejidos.
Recuerdas los días perdidos,
los ruidos y gritos que se han ido.

Ahora será otra quién luche contigo
mientras yo disfruto de este domingo.

Porque estaba cansada de ser la segunda,
de equivocarme y de aprender.
Y aunque fuera solo por una vez,
me aferré a lo fácil, bonito y seguro.

Recuerdas las excusas vertidas,
las risas, los llantos y los vicios.
Recuerdas tus idas y venidas
y el fin de lo que no tuvo inicio.

Ahora seré yo quien siga escondida
mientras tú disfrutas de este domingo.

Porque estaba cansada de ser la segunda,
de equivocarme y de aprender.
Y aunque fuera solo por una vez,
huí de tus sombras y lo he conseguido.

Porque estaba cansada y aburrida
de lo que pudo ser y no ha sido.
Y aunque a veces parezca que vuelvo a caer
ni creo, ni creía, ni voy a creer.

                                                                                                                    Juampa Bizarre.




martes, 12 de noviembre de 2013

"COMPAÑERO"

El pasado es eso que temo que vuelva a pasar, eso que me hizo feliz pero también mucho daño, eso que quiero olvidar con todas mis fuerzas pero que no lo dejo de pensar por un instante, es eso que me asfixia, eso eres tú. El pasado es todo lo que he vivido, pero solo cuenta lo importante y es lo que sentí profundamente, lo que hice con locura pero estando cuerda, de lo que nunca me arrepentiré  y lo que no podré olvidar; que  aunque los intente mil veces, mil veces fracasaré. ¿Entonces porqué llamarlo "Pasado"?. Yo dejé de llamarlo así y comencé a llamarle "COMPAÑERO", porque aunque muy lejos esté, en buenas o malas circunstancias, sus recuerdos siempre me acompañarán.


sábado, 5 de octubre de 2013

jueves, 3 de octubre de 2013

'Miéntele'

Quiero que en tus noches vacías mientras ella te mira, mi recuerdo en tus ojos no te deje dormir. Llámeme cuando no sientas calor en tu piel, llámame sin saber que ya no estoy. Miéntele cuando en tus sueños me vuelvas a ver. Miéntele sin saber que ya no estoy ahí.

lunes, 23 de septiembre de 2013

Que a fin de cuentas nunca había aprendido a pasar página...

"Podemos ser amigos", recuerdo exactamente como me lo dijo y en que justo momento fue a decirlo, y mientras yo pensando que los amigos no hacen el amor ni se dan besos en cada esquina de la ciudad. Que triste ¿Verdad?. Porque es que de repente solté un " No, no quiero ser tu amiga, joder". Y él lo interpretó como quiso, como cualquier persona haría: huyendo. Y me quedé tan sola que decidí empezar a fumar, lo típico, vamos; yo nunca había tenido un cigarro entre los dientes, así que ahogué con en humo, pero ya me había estado ahogando desde el primer momento en el que aquella tarde no supe cómo decirle que le quería. "En fin, por un poco más, no importa", pensé. Y si me preguntáis, de la vida qué ¿eh?, pues que después de aquello, ni puta idea. Siguió, claro, como de costumbre, sin mirarme a los ojos, sin ni siquiera llamarme por las noches para ver cómo estaba. Qué va, ni eso. Pero sobreviví, tan bien como pude, pero aún así lo hice demasiado mal, y tardé en olvidar lo que tardé en volver a enamorarme. De precipicio en precipicio  y tiro porque me toca, una locura. Y, por supuesto, volví a verle un día, no recuerdo cuál, ni recuerdo muy bien cómo, sólo recuerdo que de repente, la calle se quedó vacía, y estábamos él y yo caminando por Colón, y riéndonos juntos, como si nada, como si yo aún no tuviese, después de todo, ganas de besarle. ¿Y que podía hacer? Si en el fondo, y no tan al fondo, nunca había aprendido a pasar página. Ninguna. Siempre volvía a releer las mismas letras, las mismas historias, las mismas cicatrices; a fin de cuentas. Pero bueno, sé que en algún momento todo eso dejará de tener sentido sino ha dejado de tenerlo ya, y que, cuando mire viejas fotografías que guardo de él, sólo recodaré esa sonrisa tan bonita que tenía, y no lo mucho que me gustaba verle sonreír.




miércoles, 3 de julio de 2013

Pero hasta que no empieces a creer en ti mismo, no tendrás tu vida propia.

Voy a decirte algo que tú ya sabes, el mundo no es todo alegría y color, es un lugar terrible y por duro que sea es capaz de arrodillarte a golpes y tenerte sometido permanentemente si no se lo impides, ni tú ni yo, ni nadie golpea más fuerte que la vida, pero no importa lo fuerte que golpeas, sino lo fuerte que pueden golpearte y lo aguantas mientras avanzas, hay que soportar sin dejar de avanzar, así es como se gana. Si tú sabes lo que vales ve y consigue lo que te mereces, pero tendrás que soportar los golpes y no puedes estar diciendo que no estás dónde querías llegar por culpa de él de ella ni de nadie, eso lo hacen los cobardes y tú no lo eres, tú eres capaz de todo. 

                                            - Rocky Balboa.

sábado, 29 de junio de 2013

Son aquellas pequeñas cosas...

Hay situaciones, momentos, cosas que se pueden olvidar, así sin más. Algunas más difíciles que otras, algunas más largas u otras más cortas. Pero no siempre todo se olvida, a veces las cosas más mínimas son de las que más cuesta olvidarse o simplemente, nunca se olvidan. Por que a veces son los pequeños matices, esos los cuales nos damos cuenta de que están ahí o de que existen cuando ya no los recibimos. Son esos, los que verdaderamente nos aportan lo poquito que necesitamos para poder contemplar algo, momentos como las risas, unas lágrimas desperdiciadas o caídas por alguien, el primer beso, su mirada pegada a la tuya, una canción tarareada, un cumpleaños, el suave tacto de su mano... Pequeñas cosas que normalmente se quedan gravadas a fuego en tu mente. Estas pequeñas cosas a las que llamamos recuerdos. 



miércoles, 19 de junio de 2013

La música es la compañera con la que elegí vivir.

La música es algo mucho más que sólo ruido, no son sólo melodías. Son sensaciones que te transportan a un mundo donde los sentimientos y las emociones se unen, ya sea para recordarte momentos felices, tristes e incluso para sacarte más de una sonrisa. Por eso para mí la música no es un arte, para mí la música es vida.

Pero como siempre, me quedo callada.

Tenía ganas de decirle que lo he pensado mucho, que su ausencia ha servido para añorarlo de una forma distinta. Quería decirle que no han sido buenos días, ni mucho menos buenas noches. Que mi debilidad me ha atacado en forma de lágrimas. Quería decirle que me parece que la tristeza inunda las palabras de mis textos. Quería decirle tantas cosas... pero no le he dicho nada y como siempre, mis confesiones cada noche se me han hecho nudos en la garganta.

lunes, 3 de junio de 2013

miércoles, 29 de mayo de 2013

"Esta noche..."

No dijo nada, se quedó callada. Le empezaron a correr lágrimas por la mejillas, le habría gustado detenerlas, saberlas aguantar. Tal vez incluso sonreír y no sentirse culpable. Pero no lo consiguió. Cerró los ojos. Le habría gustado encontrarse lejos, muy lejos, ser una niña, eso mismo una niña. Una niña obediente, que tenía que lavarse los dientes, irse a la cama y soñar, soñar con lo más bonito que pudiera imaginarse... Pero aquello no le estaba permitido, aquella época ya había pasado y se le quedaba muy atrás. Entonces lo abrazó más fuerte, lo estrechó contra sí, con la esperanza de que no se hubiera dado cuenta de nada. después se fue corriendo al baño...Donde terminaron de caer las últimas lagrimas que recorrían sus mejillas.

miércoles, 15 de mayo de 2013

Acabarás explotando...

"... y he estado pensando durante mucho tiempo. Es verdad que aún no tengo muy claro como será la estructura, ni siquiera sé cuál será la forma, desconozco hasta el color. Lo único que tengo claro es el significado. Algo grande, muy grande. Tanto como todo lo que un día empezó siendo nada y llego a ser el centro de mi vida. Lo que hizo que no se quién soy. Y... que lo quiero. Quiero descubrir otras formas nuevas de que me produzca dolor. Dejar de sentir el mismo tipo de daño que me ha causado hasta ahora. Y si después de que lo haga, decides tacharme por loca, lo asumiré. Pero bendita locura esta. Porque creo que ya no hay más formas posibles de demostrarte muchas cosas. Cosas que ya conoces, pero a las que un día les fallaste y ahora te faltan fuerzas para volver a asumirlas. Podrán decirme que he cometido fallos, pero sé que comparados con todo lo bueno, no son nada. Sabemos, que dónde he llegado, no ha llegado nadie. Y puede que peque de falta de humildad al dar ciertas cosas por hechas, pero sé que aunque lo escondas bajo el fondo del subsuelo, te sientes tan orgulloso de todos esos recuerdos imborrables, que un día acabarás explotando..."



sábado, 6 de abril de 2013

Vive el presente.

Si vives cada momento al máximo cumplirás todos tu deseos, si sientes lo que vives, si eres capaz de improvisar y disfrutar con la máxima ilusión, si eres buscador y creador de momentos. Vive el ahora, vive el presente.

miércoles, 3 de abril de 2013

Ven la piel, y se olvidan de mirar al corazón.




"Los objetos fueron hechos para ser usados, las personas fueron hechas para ser amadas. El mundo va mal porque se usan la personas y se aman los objetos."

De que ya, no hay vuelta atrás.

Llega el momento, aquel pequeño instante en que te sientes completo, invencible, como si ese momento no pudiera acabarse jamás y nadie pudiera quitarte nada de lo que tienes, como si todo fuera tu realidad y  no tu fantasía, llega aquel instante en el que sabes que a partir de ahí todo irá bien, nada cambiará y podrás ser feliz por fin. Pero.. ¿Sabes lo que pasa? Que cuando llega ese momento lo único que nos entra es pánico, miedo a lo desconocido, a perder a alguien que quieres o a estropearlo todo con un simple movimiento de mano: Hay personas que le tienen miedo a la oscuridad y otras, como yo, que están acostumbradas a sufrir, que tienen miedo a ser felices porque si lo son, lo pierden de alguna manera. Pero he de decir que si algo he aprendido en mi corta experiencia de 18 años, es que no hay que tener miedo de nada, y menos aún a lo desconocido. Porque podemos desviarnos del camino cuantas veces queramos, pero hay que asegurar que no hay camino de vuelta, que no hay vuelta atrás.


lunes, 25 de febrero de 2013

The sky is the limit.

¿Cuantas veces te caíste?. Y sin embargo hoy estás aquí, resplandeciendo en lo alto de la cima. Cantas contándonos a todos que hoy eres fuerte, que no pasa nada si el rendirte es sólo para entrenar tu fuerza.Y nos regalas esa sonrisa que confirma tu llegada, la auténtica persona que conocíamos está aquí, de nuevo, llenando de luz la oscuridad que dejó. Hoy sabe que no volverá a recaer, y si lo hace, será para coger carrerilla, y llegar a lo más alto, porque: El cielo es el límite.


sábado, 16 de febrero de 2013

Porque a pesar de todo nunca dejé de quererte.


Adoraba como pasabas de enfadado a enamorado en cuestión de segundos, me encantaba tu piel, y tu olor cada vez que me abrazabas. Adoraba el modo en el que te decía "Sí" a todas tus locuras. No podía vivir sin tus abrazos constantes. Me encantaba cuando te burlabas de mis tonterías y eso te hacía estallar en mil sonrisas. Disfrutábamos sin hacer nada, matando el tiempo, caminando, dándonos besos. Adoraba tantas cosas de ti. Y ahora todo lo echo de menos. Porque cometí ese error que comete todo el mundo de creer que eras quien yo quería que fueras, de sin conocerte decirte que eras el hombre de mi vida, de pensar que eras mi uno entre un millón, y porque me creí que eras para siempre, que serías mi antes y mi después, lo que siempre había soñado. 

Sonríe, yo invito.

Tú, que estas hay sentada simplemente mirando la pantalla del ordenador. Tú, que te puede el miedo. Tú, que te mueres de vergüenza. Tú, que todo lo que haces te sale mal.Tú, que cada día te enfrentas al mundo con una sonrisa; aunque en realidad dentro tengas una verdadera tormenta. Tú, la que sabe lo que es no ser correspondida, la que no sabe olvidar y se da cuenta de lo jodido que es no lograr dejar de pensarle. Tú, que aunque digas que no, sabes cómo eres. Y aun así sigues sorprendiéndote a ti misma cada día. Tú, que lloras, que sonríes, que vives, que gritas y cantas. Tú, que siempre intentas dar lo mejor de ti, llegar al corazón de la gente, ayudar aunque te quedes en el intento. Tú, que matarías por ellas, aunque no lo sepan. Tú, que finges que todo te da igual. Tú que estás leyendo esto, sonríe, porque vales mucho. Sonríe, yo invito.



viernes, 4 de enero de 2013

Los enamorados los 'te quiero' y los golosos los 'caramelos'.

Se sabe perfectamente que depende como te miren si te quieren o no, si lo hacen de verdad. ¿Cuántas personas pueden decir lo mismo?. A estas altura de la película está claro quien es el malo, quien es el bueno y cual es el argumento. Está visto que quien te quiere no te hace daño y quien te busca te encuentra  Se podría decir que no hay más ciego que el que no quiere ver y que los cobardes se tachan de orgullosos para no destapar sus miedos. Los enamorados buscan los 'te quiero' y los golosos, caramelos. El que sabe calla y el que no tiene ni puta idea siempre habla más de la cuenta. Las palabras se las lleva el viento y la lluvia trae recuerdos. El masoquista persigue el dolor y el drogadicto, a su camello. Alcohol y cigarrillos es la única forma que tiene algunos de ser alguien en esta vida. Y luego está la luna, celosa de las estrellas porque no tiene luz propia.