sábado, 16 de febrero de 2013

Sonríe, yo invito.

Tú, que estas hay sentada simplemente mirando la pantalla del ordenador. Tú, que te puede el miedo. Tú, que te mueres de vergüenza. Tú, que todo lo que haces te sale mal.Tú, que cada día te enfrentas al mundo con una sonrisa; aunque en realidad dentro tengas una verdadera tormenta. Tú, la que sabe lo que es no ser correspondida, la que no sabe olvidar y se da cuenta de lo jodido que es no lograr dejar de pensarle. Tú, que aunque digas que no, sabes cómo eres. Y aun así sigues sorprendiéndote a ti misma cada día. Tú, que lloras, que sonríes, que vives, que gritas y cantas. Tú, que siempre intentas dar lo mejor de ti, llegar al corazón de la gente, ayudar aunque te quedes en el intento. Tú, que matarías por ellas, aunque no lo sepan. Tú, que finges que todo te da igual. Tú que estás leyendo esto, sonríe, porque vales mucho. Sonríe, yo invito.



No hay comentarios:

Publicar un comentario