miércoles, 29 de mayo de 2013

"Esta noche..."

No dijo nada, se quedó callada. Le empezaron a correr lágrimas por la mejillas, le habría gustado detenerlas, saberlas aguantar. Tal vez incluso sonreír y no sentirse culpable. Pero no lo consiguió. Cerró los ojos. Le habría gustado encontrarse lejos, muy lejos, ser una niña, eso mismo una niña. Una niña obediente, que tenía que lavarse los dientes, irse a la cama y soñar, soñar con lo más bonito que pudiera imaginarse... Pero aquello no le estaba permitido, aquella época ya había pasado y se le quedaba muy atrás. Entonces lo abrazó más fuerte, lo estrechó contra sí, con la esperanza de que no se hubiera dado cuenta de nada. después se fue corriendo al baño...Donde terminaron de caer las últimas lagrimas que recorrían sus mejillas.

miércoles, 15 de mayo de 2013

Acabarás explotando...

"... y he estado pensando durante mucho tiempo. Es verdad que aún no tengo muy claro como será la estructura, ni siquiera sé cuál será la forma, desconozco hasta el color. Lo único que tengo claro es el significado. Algo grande, muy grande. Tanto como todo lo que un día empezó siendo nada y llego a ser el centro de mi vida. Lo que hizo que no se quién soy. Y... que lo quiero. Quiero descubrir otras formas nuevas de que me produzca dolor. Dejar de sentir el mismo tipo de daño que me ha causado hasta ahora. Y si después de que lo haga, decides tacharme por loca, lo asumiré. Pero bendita locura esta. Porque creo que ya no hay más formas posibles de demostrarte muchas cosas. Cosas que ya conoces, pero a las que un día les fallaste y ahora te faltan fuerzas para volver a asumirlas. Podrán decirme que he cometido fallos, pero sé que comparados con todo lo bueno, no son nada. Sabemos, que dónde he llegado, no ha llegado nadie. Y puede que peque de falta de humildad al dar ciertas cosas por hechas, pero sé que aunque lo escondas bajo el fondo del subsuelo, te sientes tan orgulloso de todos esos recuerdos imborrables, que un día acabarás explotando..."