miércoles, 29 de mayo de 2013

"Esta noche..."

No dijo nada, se quedó callada. Le empezaron a correr lágrimas por la mejillas, le habría gustado detenerlas, saberlas aguantar. Tal vez incluso sonreír y no sentirse culpable. Pero no lo consiguió. Cerró los ojos. Le habría gustado encontrarse lejos, muy lejos, ser una niña, eso mismo una niña. Una niña obediente, que tenía que lavarse los dientes, irse a la cama y soñar, soñar con lo más bonito que pudiera imaginarse... Pero aquello no le estaba permitido, aquella época ya había pasado y se le quedaba muy atrás. Entonces lo abrazó más fuerte, lo estrechó contra sí, con la esperanza de que no se hubiera dado cuenta de nada. después se fue corriendo al baño...Donde terminaron de caer las últimas lagrimas que recorrían sus mejillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario