sábado, 29 de junio de 2013

Son aquellas pequeñas cosas...

Hay situaciones, momentos, cosas que se pueden olvidar, así sin más. Algunas más difíciles que otras, algunas más largas u otras más cortas. Pero no siempre todo se olvida, a veces las cosas más mínimas son de las que más cuesta olvidarse o simplemente, nunca se olvidan. Por que a veces son los pequeños matices, esos los cuales nos damos cuenta de que están ahí o de que existen cuando ya no los recibimos. Son esos, los que verdaderamente nos aportan lo poquito que necesitamos para poder contemplar algo, momentos como las risas, unas lágrimas desperdiciadas o caídas por alguien, el primer beso, su mirada pegada a la tuya, una canción tarareada, un cumpleaños, el suave tacto de su mano... Pequeñas cosas que normalmente se quedan gravadas a fuego en tu mente. Estas pequeñas cosas a las que llamamos recuerdos. 



miércoles, 19 de junio de 2013

La música es la compañera con la que elegí vivir.

La música es algo mucho más que sólo ruido, no son sólo melodías. Son sensaciones que te transportan a un mundo donde los sentimientos y las emociones se unen, ya sea para recordarte momentos felices, tristes e incluso para sacarte más de una sonrisa. Por eso para mí la música no es un arte, para mí la música es vida.

Pero como siempre, me quedo callada.

Tenía ganas de decirle que lo he pensado mucho, que su ausencia ha servido para añorarlo de una forma distinta. Quería decirle que no han sido buenos días, ni mucho menos buenas noches. Que mi debilidad me ha atacado en forma de lágrimas. Quería decirle que me parece que la tristeza inunda las palabras de mis textos. Quería decirle tantas cosas... pero no le he dicho nada y como siempre, mis confesiones cada noche se me han hecho nudos en la garganta.

lunes, 3 de junio de 2013