lunes, 10 de noviembre de 2014

Un domingo de éstos en los que suelo pensar...

Y te tumbas en la cama escuchando la lluvia una noche de otoño de éstas en que lo único que te apetece es ponerte los cascos y desconectar. Le das al play y empieza esa canción, esa puta canción...justo en ese preciso momento. Y es que no hay peor oportunidad. Paras un momento la canción y te pones a pensar. A pensar en cada momento que has desperdiciado, en el tiempo malgastado y en todo lo que por culpa del miedo no te atreviste a hacer, en lo que pudiste solucionar y no lo hiciste, en los arrepentimientos, en las cosas que pudiste hacer de otra manera, en lo que ha pasado a través de todos estos años que te ha hecho actuar de esta manera o de la otra. En lo que todo lo que has dado sin recibir nada a cambio, en lo que hiciste por aquellas personas especiales, en cada acto de tu vida hecho sin pensarlo antes y en cada instante que viviste al límite.
En fin, en todas esas cosas que nos hacen pensar y reflexionar sobre lo que ha sido nuestra vida hasta ese mismo momento y en lo que va a ser a partir de ahora. Llegando únicamente a la conclusión de que todas estas cosas que te han pasado tan sólo han sido una lección. Una lección que podemos dejar pasar o de la cual podemos aprender. Ahora sí puestos a elegir, yo eligo la segunda opción y saber que poco a poco voy aprendiendo más y más. Formándome moralmente como persona.



« Leer algunas cosas muchas veces duele.
Pero también cura.
Te hace pensar que todo algún día puede cambiar.
Y hay quién te salva escribiendo.»

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Ella, es ella.

Ayer, hoy y mañana. 

Día tras día la misma rutina, que si se levanta con el pie izquierdo (cómo no), se viste con lo primero que pilla y coleta despeinada. 

Se sonríe al espejo, por no querer dar pena. 

No aguanta despertar sin un "Buenos días" siempre y cuando sean los de su mascota subiéndose a la cama.

 Ya que por otras personas no tiene ni un "Hola" ese tan esperado que quisiera cualquier chica del chico inalcanzable.

Todos los días busca alguien a quien demostrar lo que tiene dentro, tormenta de ideas y sentimientos a raudales. 

Suena "Dark paradise"en su iPod, como de costumbre. 

Evadiéndose del mundo camina por las calles, debido a esta puta sociedad que juzga antes de conocer.

 ¡Qué pronto pierde el interés aquí la gente! 

Y así es como pasan los días de lunes a viernes para ella. 

Llega el fin de semana, y va de boca en boca, cuando únicamente se muere por una, que daría una vida por tenerla a milésimas, rozar su cara y poder acariciarle cada noche en su cama.

Desearía tener el control de su mente, pero no puede y entonces como es normal en ella se pone música, no se si para recordar o para olvidar. 

Sólo sabe que por un momento se siente libre, y vuela, vuela tan alto como quiera. 

Libre, libre como un pájaro recién salido de una jaula. 

Y sueña, sueña que vale y no por lo que tiene, sino por lo que es.

 Que si es por soñar que no falte, que aún le quedan muchos sueños que cumplir. 

Corazón aniñado y mente adulta, así es como le han hecho ser.

La que mira a los ojos y parece que te va a morder, cuando sólo pide un abrazo a gritos.

Que le cuesta confiar, pero que cuando lo hace da todo lo que tiene, incluso lo que no tiene.

La que no suele recibir cumplidos pero que cuando los hacen, se sonroja y no tiene cojones a reconocerlo

Pero bueno, ahí sigue ella. Como ya os he dicho, día a día regalando sonrisas por un mundo mejor, sin tener en cuenta que el suyo es un autentico caos y aún sigue sin reconstruirlo.




sábado, 27 de septiembre de 2014

Pequeñas y sabias palabras de quien mejor te conoce...

Terminar la noche desanimada, apagar el wifi y no querer saber nada de nadie, tan solo despertar y poder hablar con quien mas necesitas en esos momentos. Contarle tus pesadillas, remordimientos y desilusiones a tu mejor amiga. Soltarle el mismo rollo de siempre: "¿cuándo valdrá realmente la pena conocer a alguien?, ya nada es tan fácil, no voy a conseguir a nadie, paso de todo, estoy harta." Parar, respirar y seguir explicándole todo aquello que te ocurrió por la noche... con las ansias de que te responda lo más rápido posible y te resuelva los problemas. Y claro como amiga tuya que es siempre intenta dar lo mejor de ella, y ahí estaban sus pequeñas y sabias palabras:

"Cariño. Y es que tu te sientes bien, sientes paz en tu interior; pero no quieres esa paz, no quieres sentirte bien porque es mucho más fácil complicarse la vida y tener la cabeza hecha un lío. Porque cuando todo te va bien te parece mentira y parece que en cualquier momento va a terminar mal, porque piensas que tú no te mereces eso. Pero amor, te equivocas. Sólo tienes que dejarte llevar, tienes que flotar entre los momento; sutil como una pluma que cae al suelo, por que sí, caerá y chocará contra él, pero durante un tiempo sintió el placer de volar, de sentirse libre, el placer de encontrar verdaderamente la paz interior."


Y que gran razón ¿no? Gracias a estas palabras te das cuenta de que la vida no está para complicársela tanto, sino en dejarse guiar por los momentos y disfrutar de algo cuando lo tienes y el tiempo que dure.  Simplemente, gracias por existir y estar a mi lado. Te quiero Boo.




viernes, 26 de septiembre de 2014

"Pequeña porción de lo que me gusta"

Me gusta escuchar mi canción favorita en bucle por la noches, repetirla sin parar hasta llorar de emoción. Descubrir nuevas ideas buceando por blogs y twitter. El flan casero de mi abuela. Los días con mis primas. Los perros que se suben a las piernas para saludarte. Comprar billetes de autobús y presentarme en cualquier sitio con mis amigas. El mar en Tavira. El caos de Madrid (y el mío). Dejar frases pegadas por las paredes. Besar con mordisco. Y que me besen hasta el cuello. Cocinar con mi padre. Comprar ropa. Las charlas que te dan ganas de que no acaben nunca. El olor a libro viejo y a gasolina. Como brilla el pelo de mi mejor amiga al sol. Viajar por mil países y tener ganas de salir corriendo. Mirarme en el reflejo de los coches. El color azul y los ojos marrones (más que nada para romper la excepción). Dormir con una pierna por fuera del edredón. Los yogures con trocitos de fruta del Mercadona. Me gusta pensar aunque sean tonterías. Salir de casa con una sonrisa. Y ser rara. Que bonito eso. Y sobre todo, que no se me olvide, me gusta querer(te) de verdad.

sábado, 23 de agosto de 2014

Carpe Diem

<<No puedes elegir si van a hacerte daño en esta vida, pero si elegir quién te lo hace>>
Y es que por eso que siempre digo que hay que vivir el momento, llevar como filosofía de vida ese lema tan conocido como 'Carpe Diem'. Hacer exactamente lo que quieres a cada instante, sabiendo incluso lo que eso significará y lo que vendrá después, teniendo en cuenta solamente a ti y a lo que tú quieres. Que de vez en cuando hay que ser un poco egoísta  y pensar en uno mismo. Por que si algo me ha enseñado la vida es que si en el momento no hacemos lo que queremos, nos arrepentiremos toda la vida. Que quien  no quiso cuando pudo, cuando quiera no podrá. 
<<El mundo no es una fábrica de conceder deseos>>  Si tú no la haces, si tú no aprovechas la oportunidad y el momento, si no haces lo que quieres ¿Quién lo va hacer por ti?


 Que nada importa más que tu propia felicidad y todo vale la pena si te hace reír y sobre todo disfrutar. 

sábado, 14 de junio de 2014

Todo llega, todo pasa.

<<Todo llega, todo pasa>> 
Y mirar atrás y ver como el tiempo pasa a la velocidad de la luz.
Y ponerte a pensar y ver el camino realizado.
Y sonreír por todo el esfuerzo que has realizado.
Y gritar, de alegría, por todo lo que has conseguido.
Y empezar un nuevo futuro con todo lo que has aprendido.
Y sacar a la luz todo coraje que la vida te ha dado.
Y guiarte por todo lo que has luchado y superado.
Y dibujar tu sueños de colores, y hacerlos realidad.
Y brillar. Brillar por todo lo que, bueno o malo, te ha hecho ser lo que hoy eres.


jueves, 8 de mayo de 2014

'Hasta las trancas'

Él ya sabía que era una chica con los labios besados, que era demasiado loca y divertida para alguien que se podía derrumbar de un momento a otro, pero que en menos de una décima de segundo le daba ese puto venazo de felicidad que cambiaba por completo su día. Sabía que ella no le tenía miedo a la vida porque había aprendido a reírse de ella. Que si lloraba era porque quería, no porque la hubiesen hecho daño. Sabía que tenía miedo a las alturas porque más de una vez había estado tocando el cielo con la punta de los dedos y había acabado por estrellarse contra el suelo, sabía que sus sueños se habían roto mil veces y que había dedicado las noches frescas para unir los pedazos. Sabía que nada ni nadie conseguía nunca borrarle esa sonrisa jodidamente perfecta de la cara, que su mundo empezaba en las nubes y acababa en las estrellas. Sabía que era todo lo contrario a él,  que ella era como las locuras de los sábados noche y que él como las tardes de domingo tirado en el sofá, que ella ni siquiera se preocupaba de su presente y él vivía planeando su futuro y recordando su pasado, que él era el sur y que ella no hacía mucho que había perdido el norte. Y aunque lo sabía, allí estaba él, mirándola como un idiota, enamorada de ella hasta las trancas.


miércoles, 7 de mayo de 2014

¿Y para qué pedir más?

Y es que a veces no nos queda otra que secarnos las lagrimas y sonreír, ante los problemas, ante la adversidad, ante los malos momentos y ante los golpes de la vida. Que es cierto eso de que la mayoría de las veces sale herido aquel que no lo ha merecido. Pero es que si nos caemos, nos tenemos que levantar porque en eso consiste el día a día de esta cruda realidad. Que si tenemos 1000 razones para llorar, recuerda que tenemos 1001 para sonreír, que a pesar de todo en esta vida siempre vamos a tener a quien nos quiere a nuestro lado, y si se van es porque nunca les hemos importado de verdad. Y digo yo... ¿Para qué pedir más? Nunca os olvidéis de salir de casa sin una sonrisa, es lo más bonito que podéis hacer, porque quizás esa sonrisa es la que ha ayudado a salir a adelante a muchas otras personas, las mismas que no quieren vernos tristes. Así que ya sabéis.. sonriamos por aquellas personas que lo único que les hace feliz es vernos a nosotros felices.

jueves, 13 de marzo de 2014

'Formas de querer'

《Y es que nunca podremos ser completamente felices en la vida. Siempre quedará ese 'algo' por pequeño que sea, que queremos y no tenemos.
Pero joder, tengo 3 grandes pilares importantes en mi vida y con eso me sobra... amigos, familia y sus sonrisas》
Pd: ser feliz con la felicidad de los tuyos y otras formas de querer. Es tan gratificante.


jueves, 20 de febrero de 2014

Me da igual lo que tenga que esperar, te quiero.

Hacía mucho frío en aquel andén, desprovisto de trenes. Aquel andén que sólo era un cuerpo, y una mirada fija en la esperanza. Era una enamorada más, con la sed en los brazos de beber directamente de alguien que se quedase a dormir todas las noches. Que se quedase a amanecer cada mañana. Y es que lo único que sé de la vida es que a veces sigue mereciendo la pena esperar a algunas personas, aunque lleguen demasiado tarde.

domingo, 9 de febrero de 2014

Amores improbables.

Porque quiero ser yo la que esté ahí cuando nadie más lo esté. Quiero hacer que te sientas importante, hacerte sonreír, hacerte creer que la vida es más fácil si tienes a gente que se preocupa por ti. Quiero seguirte cuando eches a correr, preguntarte si has llegado a casa, si tienes miedo. Preguntarte cómo estás, decirte lo que me gusta de ti, comprenderte, darlo todo por tu sonrisa. Interesarme por ti, por tus dudas, intentar mejorar un poco tus días malos. Hacerte feliz , o al menos hacerte sentir un poquito más vivo cuando estés conmigo. Quiero transmitirte la confianza que necesitas para llegar a lo más alto, decirte que creo en ti, que para mi eres indispensable y que por muy mal que vayan las cosas yo siempre estaré a tu lado. Te lo dejo caer. Te quiero ¿Sabes?. Te quiero como se quiere a tu mejor juguete cuando eres un crío, o a tu plato favorito cuando llegas a casa después de un mal día. Con ese no sé qué tiene pero me vuelven loca los despertares el día de reyes, las mañanas del día de tu cumpleaños o como esas noches que sabes que van a terminar en un "Buenos días, pequeña marmota". Como los polvos en un ascensor, besar al chico que más te gusta, correrse tras un mes de ayuno o yo que sé, encontrarse 5 pavos en un pantalón que no sabías si ponerte. Ya sabes, te quiero, con todo ese no sé que, qué que sé yo, llamémoslo magia, pero que se queda corto. 


sábado, 1 de febrero de 2014

Quien quiera entrar en tu vida que entre, quien quiera salir que salga, pero que no se queden en el medio estorbando.

Es mi responsabilidad apartarme de lo que me daña, defenderme de los que me hacen daño, hacerme cargo de lo que pasa y saber mi forma de participación en los hechos. Tengo que darme cuenta de la influencia que tiene cada cosa que hago, para que las cosas que me pasan y me pasen, yo tenga que hacer lo que debo. Y no digo que no puedo manejar todo lo que me pasa, sino que soy responsable de lo que me pasa porque en algo, aunque sea pequeño, he colaborado para que así suceda. Yo no puedo controlar tampoco la actitud de todos a mi alrededor, pero puedo controlar la mía, puedo actuar libremente con lo que hago. Y tendré que decidir lo que hago: con mis limitaciones, con mis miserias, con mis ignorancias, con todo lo que sé y aprendí, con todo eso, tendré que decidir cuál es la mejor manera de actuar; y tendré que actuar de esa mejor manera a la misma vez que tendré que conocerme más para saber cuáles son mis recursos. Tendré que quererme tanto como para privilegiarme y saber que la mejor decisión que voy a tomar es "EL CORAJE". Tendré el coraje de actuar como mi conciencia dicta y mi corazón me guía, aunque ello conlleve a pagar el precio que tenga que pagar. Tendré el coraje de ser libre aunque a vosotros no os guste. Y si no vais a quererme así como soy, y si os vais a ir de mi lado, así como soy; y si en la noche más larga y fría del invierno me vais a dejar sola y os vais a ir... Cerrad la puesta ¿Vale?. Cerrad la puerta porque no voy a pediros que os quedéis un minuto más de que vosotros no queráis estar en mi vida. 

Y a lo mejor esto suponga un paso muy grande es mi vida y en mi desarrollo, una manera diferente de ver el mundo y probablemente signifique empezar a conocer un poco más a quien de verdad está ami lado. Es probable que alguna de las personas que están a mi lado se vayan... quizás algunas no quieran quedarse. Y bueno, habrá que pagar ese precio, el precio de soportar las idas de algunos que tienes a tu lado, pero también prepararse para festejar la llegada de otros...



jueves, 9 de enero de 2014

"Con quien sepa sujetarte el mundo cuando se te viene encima"

Porque nadie sabe hacer de dos días
un mundo, un soplo de aire a la rutina.
Una ilusión diaria que crece porque lo vale.
Porque lo que vale dura y lo que no se pierde.

Confiar en mañana es uno de los
valores que conlleva la distancia. Y
querer y confiar, dos verbos bonitos
cuando se hacen de verdad.
Cuando tengo a mi lado a alguien de 
tanto valor como tú.

Y digo a mi lado,
porque aunque no pueda verte,
si tropiezo, no me caigo. Por eso, 
quédate con quien sepa sujetarte el mundo, 
cuando se te viene encima.