jueves, 9 de enero de 2014

"Con quien sepa sujetarte el mundo cuando se te viene encima"

Porque nadie sabe hacer de dos días
un mundo, un soplo de aire a la rutina.
Una ilusión diaria que crece porque lo vale.
Porque lo que vale dura y lo que no se pierde.

Confiar en mañana es uno de los
valores que conlleva la distancia. Y
querer y confiar, dos verbos bonitos
cuando se hacen de verdad.
Cuando tengo a mi lado a alguien de 
tanto valor como tú.

Y digo a mi lado,
porque aunque no pueda verte,
si tropiezo, no me caigo. Por eso, 
quédate con quien sepa sujetarte el mundo, 
cuando se te viene encima.