sábado, 1 de febrero de 2014

Quien quiera entrar en tu vida que entre, quien quiera salir que salga, pero que no se queden en el medio estorbando.

Es mi responsabilidad apartarme de lo que me daña, defenderme de los que me hacen daño, hacerme cargo de lo que pasa y saber mi forma de participación en los hechos. Tengo que darme cuenta de la influencia que tiene cada cosa que hago, para que las cosas que me pasan y me pasen, yo tenga que hacer lo que debo. Y no digo que no puedo manejar todo lo que me pasa, sino que soy responsable de lo que me pasa porque en algo, aunque sea pequeño, he colaborado para que así suceda. Yo no puedo controlar tampoco la actitud de todos a mi alrededor, pero puedo controlar la mía, puedo actuar libremente con lo que hago. Y tendré que decidir lo que hago: con mis limitaciones, con mis miserias, con mis ignorancias, con todo lo que sé y aprendí, con todo eso, tendré que decidir cuál es la mejor manera de actuar; y tendré que actuar de esa mejor manera a la misma vez que tendré que conocerme más para saber cuáles son mis recursos. Tendré que quererme tanto como para privilegiarme y saber que la mejor decisión que voy a tomar es "EL CORAJE". Tendré el coraje de actuar como mi conciencia dicta y mi corazón me guía, aunque ello conlleve a pagar el precio que tenga que pagar. Tendré el coraje de ser libre aunque a vosotros no os guste. Y si no vais a quererme así como soy, y si os vais a ir de mi lado, así como soy; y si en la noche más larga y fría del invierno me vais a dejar sola y os vais a ir... Cerrad la puesta ¿Vale?. Cerrad la puerta porque no voy a pediros que os quedéis un minuto más de que vosotros no queráis estar en mi vida. 

Y a lo mejor esto suponga un paso muy grande es mi vida y en mi desarrollo, una manera diferente de ver el mundo y probablemente signifique empezar a conocer un poco más a quien de verdad está ami lado. Es probable que alguna de las personas que están a mi lado se vayan... quizás algunas no quieran quedarse. Y bueno, habrá que pagar ese precio, el precio de soportar las idas de algunos que tienes a tu lado, pero también prepararse para festejar la llegada de otros...



No hay comentarios:

Publicar un comentario