sábado, 27 de septiembre de 2014

Pequeñas y sabias palabras de quien mejor te conoce...

Terminar la noche desanimada, apagar el wifi y no querer saber nada de nadie, tan solo despertar y poder hablar con quien mas necesitas en esos momentos. Contarle tus pesadillas, remordimientos y desilusiones a tu mejor amiga. Soltarle el mismo rollo de siempre: "¿cuándo valdrá realmente la pena conocer a alguien?, ya nada es tan fácil, no voy a conseguir a nadie, paso de todo, estoy harta." Parar, respirar y seguir explicándole todo aquello que te ocurrió por la noche... con las ansias de que te responda lo más rápido posible y te resuelva los problemas. Y claro como amiga tuya que es siempre intenta dar lo mejor de ella, y ahí estaban sus pequeñas y sabias palabras:

"Cariño. Y es que tu te sientes bien, sientes paz en tu interior; pero no quieres esa paz, no quieres sentirte bien porque es mucho más fácil complicarse la vida y tener la cabeza hecha un lío. Porque cuando todo te va bien te parece mentira y parece que en cualquier momento va a terminar mal, porque piensas que tú no te mereces eso. Pero amor, te equivocas. Sólo tienes que dejarte llevar, tienes que flotar entre los momento; sutil como una pluma que cae al suelo, por que sí, caerá y chocará contra él, pero durante un tiempo sintió el placer de volar, de sentirse libre, el placer de encontrar verdaderamente la paz interior."


Y que gran razón ¿no? Gracias a estas palabras te das cuenta de que la vida no está para complicársela tanto, sino en dejarse guiar por los momentos y disfrutar de algo cuando lo tienes y el tiempo que dure.  Simplemente, gracias por existir y estar a mi lado. Te quiero Boo.




viernes, 26 de septiembre de 2014

"Pequeña porción de lo que me gusta"

Me gusta escuchar mi canción favorita en bucle por la noches, repetirla sin parar hasta llorar de emoción. Descubrir nuevas ideas buceando por blogs y twitter. El flan casero de mi abuela. Los días con mis primas. Los perros que se suben a las piernas para saludarte. Comprar billetes de autobús y presentarme en cualquier sitio con mis amigas. El mar en Tavira. El caos de Madrid (y el mío). Dejar frases pegadas por las paredes. Besar con mordisco. Y que me besen hasta el cuello. Cocinar con mi padre. Comprar ropa. Las charlas que te dan ganas de que no acaben nunca. El olor a libro viejo y a gasolina. Como brilla el pelo de mi mejor amiga al sol. Viajar por mil países y tener ganas de salir corriendo. Mirarme en el reflejo de los coches. El color azul y los ojos marrones (más que nada para romper la excepción). Dormir con una pierna por fuera del edredón. Los yogures con trocitos de fruta del Mercadona. Me gusta pensar aunque sean tonterías. Salir de casa con una sonrisa. Y ser rara. Que bonito eso. Y sobre todo, que no se me olvide, me gusta querer(te) de verdad.